La Cámara de Comercio de Murcia ha presentado una denuncia contra la Dirección General de Transportes de la Generalitat Valenciana por las trabas impuestas a los taxistas foráneos en el Aeropuerto de Alicante-Elche.

 Según el comunicado que emitido, la limitación a 6 servicios mensuales como máximo para los taxistas de fuera de Elche no tiene cobertura legal y se fundamenta en una normativa antigua ya derogada.

 Para la Cámara de Comercio, la Ley de Movilidad no regula específicamente la recogida de viajeros en el Aeropuerto con contratación previa del servicio, por lo que se debe aplicar la normativa estatal, que no pone ningún límite al número de servicios a realizar. Además, argumentan que la contratación previa que se da entre el cliente y el taxista foráneo es comunicada online a la Agencia Valenciana de Movilidad y está a disposición de la Policía Local para su comprobación en el mismo Aeropuerto. Este punto ya fue además motivo de denuncia por parte de los taxistas murcianos contra la obligación de acreditar la contratación previa al servicio en el Aeropuerto de Alicante.

 Para los empresarios del taxi murcianos, éstas trabas que se imponen para la recogida de viajeros en el Aeropuerto de El Altet, responde a las presiones sistemáticas que ejercen los taxistas de Elche para monopolizar el Aeropuerto de Alicante y argumentan que cualquier restricción está fuera de la ley, apuntando, además, que las modificaciones que se están haciendo en el reglamento de Transporte van justamente en la otra dirección, tratando de facilitar las condiciones de funcionamiento y favoreciendo la libertad de opción los usuarios.